miércoles, 2 de agosto de 2017

“Deshojar, despojar, exfoliar”


Mediante esta técnica consistente en eliminar 4 ó 5 hojas basales en la zona de los racimos, aumentando la exposición solar de los mismos  y facilitando una mayor aireación y porosidad, reforzamos sobre todo la defensa frente a las distintas podredumbres, especialmente la Botrytis. Reducimos condensaciones de agua y conseguimos microclimas térmicos menos favorables a la podredumbre y oídio, mejorando a su vez la accesibilidad de los tratamientos fitosanitarios.

En zonas cálidas, se debe contribuir a atenuar los excesos térmicos mediante la aireación y mantener los racimos bien iluminados pero no sobreexpuestos a la radiación solar. En zonas frías, igualmente, hay que obtener un microclima más luminoso y aireado que contribuya a mejorar las condiciones térmicas generales y facilite el metabolismo del racimo.


Por último, tener en cuenta, que las variedades presentan sensibilidades y exigencias muy distintas que debemos valorar en cada caso.

martes, 18 de julio de 2017

Los próximos 25 años: algunos retos

La Denominación de Origen Tacoronte-Acentejo está celebrando este año sus primeros 25 años de vida; fechas que invitan a contemplar el camino recorrido y  propensas a la nostalgia que provoca el echar la vista atrás. Pero también debería ser momento para dirigir la mirada hacia el horizonte al que nos dirigimos. Seguro que muchas cosas cambiarán en los próximos 25 años en el sector del vino y también para Tacoronte-Acentejo. El futuro es incierto, pero no totalmente imprevisible, y convertir la incertidumbre en riesgos calibrados y conocidos exige la reflexión en torno a la información disponible sobre las tendencias en marcha. He aquí una selección, más algunos interrogantes que les acompañan:

1.    El cambio climático seguirá su inexorable camino, con efectos cada vez más visibles en nuestro entorno natural, desencadenando cambios en los ecosistemas naturales y también en la localización de los cultivos. La presión erosiva sobre la capa vegetal del suelo canario seguirá aumentando. Los acontecimientos climatológicos extraordinarios se harán más frecuentes y con ello aumentará la volatilidad de las cosechas tanto en cantidad como en calidad. Al mismo tiempo. la sociedad tomará mayor consciencia de la importancia de una economía baja en carbono. De ello también se hablará en el marketing de los productos agrarios (productos km0, etc.) y los vinos no se pueden quedar al margen de este cambio de mentalidad.
2.    Las sociedades autodenominadas “desarrolladas” –“países enriquecidos” denominados por otros– están inmersas en un proceso de polarización económica y social. Canarias también. El aumento de la desigualdad está lejos de ser simplemente un fenómeno coyuntural provocado por la reciente crisis económica y no desaparecerá con la vuelta del crecimiento económico. Cuando la pobreza laboral –ser pobre a pesar de tener trabajo– acompaña a un número creciente de hogares, los mercados de consumo se ven afectados. También el consumo tradicional de vino; su volumen se reduce y aumenta su segmentación interna.
3.    La digitalización de la vida cotidiana se abre camino a pasos a agigantados en la distribución de los bienes de consumo frecuente. Lo que empezó de forma selectiva en algunos servicios como la banca, los viajes y el cine, se amplía al resto de ámbitos del consumo masivo. Amazon repartiendo café y verduras. Son cambios que afectarán a la distribución de los vinos. Y aunque la insularidad canaria retrase y module estos efectos, los cambios llegarán y modificarán sustancialmente los comportamientos de compra y de consumo de los hogares canarios. Y probablemente no simplemente por comprar el mismo vino por otro canal, también por comprar otros vinos y no los de antes, además de comprar otros productos que no sean vinos pero que les pueden sustituir. Quedarse meramente en lo analógico es sentencia de muerte digital.


D.G.

martes, 27 de junio de 2017

El Teatro Leal se pone de largo para recibir al sector vitivinícola de Tacoronte-Acentejo


El homenaje a los impulsores de la D.O. Tacoronte-Acentejo con motivo del 25º aniversario de la misma, celebrado en la tarde noche del pasado jueves 22 de junio en el Teatro Leal en La Laguna resultó un éxito entrañable. Sin duda alguna, los siete homenajeados: Dª Lourdes Fernández, D. Marcos Guimerá, D. Antonio Castro Cordobez, D. Guillermo Graham, D. Rafael Armas, D. Adolfo González y D. José A. Flores, son dignos merecedores de ese reconocimiento, y a través, de las anécdotas vinculadas al sector que mencionaron en sus agradecimientos pusieron de manifiesto lo que es posible conseguir cuando se aúnan esfuerzos.

Lo que se celebra a lo largo de este año 2017, es un reconocimiento a un esfuerzo constante que comenzó hace mucho más de veinticinco años, con el trabajo de viticultores y bodegueros, y que culminó convirtiendo esta comarca en la primera Denominación de Origen de Vinos en Canarias, marcando un camino al resto de las Denominaciones de Origen del archipiélago.

Se han conseguido logros importantes desde esa iniciativa colectiva y transformadora del sector, con una calidad que aumenta rápidamente desde los primeros años de vida de la Denominación de Origen. Pienso, que pasados 25 años, hemos aunado vino, cultura, gastronomía, arte, paisaje, arquitectura, deporte, empleo…haciendo del vino ese vehículo que hace que otras cosas se muevan.

Ahora, el reto, es hacer que esta actividad vitivinícola merezca la atención y el gasto del consumidor.

En resumen, fue una velada para el reencuentro de muchas personas que han pasado por esta comarca vitivinícola a lo largo de estos 25 años.



Mari Paz Gil

martes, 20 de junio de 2017

Convencer a los jóvenes cerveceros. Edad, efectos generacionales y las cuatro estaciones



El pasado 31 de mayo, el periódico económico El Economista se hizo eco de unas jornadas sobre los retos del sector del vino y las recomendaciones del Estudio estratégico sobre la recuperación del consumo del vino en España, encargado por la organización Interprofesional del Vino. Destacan que entre las preocupaciones del sector debe figurar la introducción de los jóvenes al consumo del vino. Perdón, “jóvenes” ya no es el término, es “millennials” lo que se estila. Se recomienda para tal misión, nada nueva por otro lado, que los vinos sean fáciles de beber, entendiendo por ello una baja graduación alcohólica, sabor afrutado y fresco, nada adstringente y, como no, a un precio asequible. Luego se hace referencia a ejemplos de éxitos recientes en la conquista de este público objetivo, sobre la base de la imagen juvenil (tipo “Think Pink”) y los nichos estacionales (verano = fresco y ligero).

A la hora de evaluar este tipo de propuestas, conviene descomponer la correlación entre los jóvenes y el consumo en términos de efectos de edad y efectos generacionales. Los primeros reflejan los efectos que tiene la edad (biológica, social, psíquica) en el perfil de consumo; los segundos recogen las variaciones en el consumo según la pertenencia a una cohorte definida por cuándo nacieron las personas (algo que parece indicar la expresión “millennials”). La edad cambia –las personas envejecemos y con ello cambian nuestros gustos y necesidades–, pero no cambia la generación a la que pertenecemos. Si todo el comportamiento de los jóvenes se explicara por la edad, sólo habría que esperar a que cambien sus gustos a medida que avance su edad; en caso contrario, si todo se explicara por los efectos generacionales, en los conciertos de Rafael no habría jóvenes nunca.

Como era de esperar, la realidad suele ser una superposición de ambos efectos y de ahí la importancia de la iniciación al consumo y de las correspondientes medidas de promoción. No obstante, y como indica el propio concepto de “iniciación”, debe haber una prolongación posterior de maduración y aculturación hacia otros vinos más avanzados, una transición que también debe verse acompañado por los incentivos del marketing, porque posiblemente no sea automática. Vender vinos que parecen cervezas logra facturar productos derivados de la uva y no de la cebada (buena noticia para la economía del sector), pero no debería presentarse como una solución suficiente para un reto más a largo plazo: educar y convencer. Sin esto los efectos de edad no transformarán los efectos generacionales. Dicha de otra forma: no sólo son “millennials”, también son jóvenes. Y re-ocupar el nicho que antes se llamaba Mateus Rosé por un Think Pink está bien, pero lejos de ser suficiente.

D.G.

martes, 6 de junio de 2017

J.L. Martín en Tacoronte-Acentejo con Dios

Tacoronte-Acentejo continúa fusionando el placer de las viñetas con las viñas acercando hasta la comarca vitivinícola, con la complicidad de Librería Lemus y el Ayuntamiento de La Laguna, al historietista José Luis Martín y sus distintos personajes de historietas.

José Luis Martín, ampliamente conocido en el mundo de la historieta como “JL Martín”, inició su andadura en la revista satírica El Papus, y publicó chistes en Mata Ratos y Por favor, entre otras publicaciones, para después continuar en El Jueves desde sus inicios hasta la actualidad, donde también desarrolló su papel de editor. En esta revista creó las series de personajes “El Dios”, “Jesusito” y “Diputado Carlos Til”, además de realizar humor gráfico sobre temas de actualidad. En 1980, JL Martín creó la tira diaria de Quico el progre. Esta serie, que desarrolla la figura de un “progre” descolocado –aunque de rabiosa actualidad– fue publicada en El Periódico de Catalunya. En su trayectoria como editor y director de El Jueves, se añadió la publicación en Ediciones El Jueves de revistas como Titanic (1983), HDiosO (1986), Puta Mili (1992) o Míster K (2004), así como de varias colecciones de libros. A los numerosos álbumes editados de “El Dios” o “Jesusito”, hay que añadir también el mítico “La Biblia contada a los pasotas” en la colección Pendones del Humor. En la actualidad es el director general de la Fundación Gin -organización sin ánimo de lucro dedicada a la promoción y difusión del humor gráfico nacional e internacional-. La entidad cumple sus objetivos fundacionales mediante la edición de libros, la organización de exposiciones y la creación de un museo digital dedicado al humor gráfico: Humoristán. Igualmente, sigue editando diariamente su tira “Quico Jubilata” directamente en formato digital en el sitio: quicojubilata.com

J.L. Martín firmará ejemplares de su obra en Librería Lemus los días 8 y 9 de junio en horario de 18h a 20h. Su nombre se suma a los de los historietistas Martín Saurí, Dave McKeen, Manel Fontdevila, Alfonso Zapico, Jaime Martín, Rayco Pulido, Rubén Pellejero, Kim, Paco Roca, Keko y Miguelanxo Prado; que ya estuvieron en Tacoronte-Acentejo. Todos ellos contribuyen con su presencia y sus viñetas a la imagen exterior de nuestros vinos.

lunes, 29 de mayo de 2017

Aproximación a la exportación de los vinos canarios de calidad a través de las ayudas del POSEI




El 12 de abril de 2017 la Viceconsejería de Sector Primario del Gobierno de Canarias publicó en el Boletín Oficial de Canarias la Resolución por la que se conceden provisionalmente las ayudas previstas en el Programa Comunitario de Apoyo a las Producciones Agrarias de Canarias, destinadas, entre otras, a las Medidas I.6 (Ayuda a la transformación y embotellado de vinos con denominación de origen protegida de Canarias) y I.7 (Mejora de la competitividad en la comercialización exterior de los vinos con denominación de origen protegida de Canarias).
Esta información, de acceso público y detallada por beneficiarios, permite una tosca aproximación preliminar a la actividad exportadora de las bodegas canarias que embotellan bajo Denominación de Origen. En el caso de la Medida I.6, ayudas a la elaboración de vinos con D.O., son 88 las bodegas beneficiarias, por un total de 3.800.543 litros de vino. A su vez, a la Medida I.7, destinada a la exportación, se acogieron 16 bodegas, con un total de 112.463 litros.
Del desglose de la información publicada en el Boletín Oficial se pueden extraer algunas conclusiones de carácter exploratorio. La propensión exportadora entre las bodegas acogidas a las Medidas I.7 y I.6 es del 18% (16 de 88 bodegas), pero sólo es del 3% en términos de las cantidades subvencionadas (112 mil litros en la medida I.7 frente a los 3,8 millones de litros en la medida I.6).
Según los datos del comercio exterior canario para el año de referencia (2014, fuente ISTAC), la exportación total de vinos desde Canarias se cifra en 556.720 litros. La amplia diferencia entre los 112 y 556 mil litros puede tener su origen en varios factores (y sus combinaciones): la cifra de exportación del ISTAC incluye reexportaciones (vinos que habían importado previamente), pueden darse exportaciones de vinos canarios sin Denominación de Origen y puede haber bodegas exportadoras que no se acogieron a la ayuda I.7 del POSEI.
Para ver la relación entre el tamaño de la producción y la propensión exportadora, las bodegas perceptoras de la ayuda I.7 se pueden agrupar en tres grupos: más de 100 mil litros, entre 50 y 100 mil litros, y menos de 50 mil litros. En el primer grupo está el 19% de las bodegas de la medida I.7 y éstas exportan el 34% del total; en el segundo grupo encontramos el 38% de las bodegas que exportan el 48% del total; en el grupo tercero los porcentajes son del 44% y 17%. Por lo tanto, es evidente que gran parte de la exportación subvencionada se concentra en las bodegas con producciones superiores a los 50 mil litros.
Pero caben matizaciones. La bodega que mayor cantidad exporta alcanza ella sola el 37% del total exportado y está en el grupo de bodegas con 50 a 100 mil litros, es decir, no es de las mayores. Relacionado su exportación bajo la medida I.7 con el volumen producido bajo medida I.6, esta bodega exporta el 58% de su producción. Pero también se encuentran bodegas pequeñas de alta propensión exportadora; hay una que elabora menos de 10 mil litros y exporta más de la mitad. En el otro extremo está la bodega de mayor producción y que no exporta nada. Por lo tanto, la esperada correlación entre tamaño y propensión exportadora se confirma como regla general, pero caben muchas excepciones.


D.G.

lunes, 15 de mayo de 2017

Tacoronte-Acentejo en FENAVIN 2017


La novena edición de la Feria Nacional del Vino (Fenavin), se ha celebrado del 9 al 11 del presente mes con un 45% más de contactos comerciales y 30% más de profesionales acreditados. Así, Fenavin, feria de referencia del vino español, y con una capacidad de negocio contrastada, alcanzó cifras récord en una instalación que comprendía ocho pabellones. Situado en el pabellón Noé se encontraba el stand del Gobierno de Canarias, donde estaban presentes vinificaciones, que representan los productos vitivinícolas de Canarias, todo ello promovido por el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria y el Cabildo de Tenerife. En la zona ubicada para el Cabildo de Tenerife -Vinos de Tenerife- estaban presentes cuatro bodegas de la D.O. Tacoronte-Acentejo, asistentes a la feria. Las mismas eran Bodegas Insulares Tenerife, Bodegas Cándido Hernandez Pío, Bodegas Cráter y Bodegas Presas Ocampo, cuyo objetivo fundamental fue generar contactos comerciales y los posibles acuerdos futuros de negocios, facilitado con el programa “Contacte con..” de Fenavin; herramienta de negocio con las que se generaron las diferentes reuniones comerciales.
El aprovechamiento de los tres días de trabajo fue máximo, casi al equivalente a meses de búsqueda de contactos, ya que la presencia de compradores nacionales e internacionales, durante los tres días de feria, superaron los 15000. Así mismo, no faltaron a esta cita referentes de la gastronomía nacional y prestigiosos periodistas especializados.


F. D.