lunes, 21 de mayo de 2018

Marcas territoriales: no es lástima, es orgullo


¿En qué piensas si te digo Galicia? ¿A que entre las primeras cinco evocaciones están los mariscos y los vinos? ¿Por qué? Porque Galicia ha logrado crear una marca territorial cargada de sus excelentes productos alimentarios: Galicia Calidade. La han definido con nitidez y la comunican con eficiencia y perseverancia tanto a propios como extraños. Lo de “propios” es sumamente relevante, porque los principales embajadores son l@s galleg@s y el orgullo que sienten por “sus” productos locales. Cuando estás en Galicia resulta difícil volver de la visita sin haberte enterado de sus excelencias gastronómicas.

Movamos la pregunta a Canarias. ¿Cuáles son los atributos que cargan la marca territorial de Canarias? ¿También estaríamos hablando de alimentos locales? Supongo que más bien encontraríamos referencias a las bellezas paisajísticas, el sol y gente bañándose, pero los alimentos locales no estarían entre los principales atributos. Si buscamos imágenes de Canarias que se utilizan para promocionar la región, se nota inevitablemente el peso del tipo de especialización turística que tenemos. Aquí no viene la gente para comer mejor, no es el propósito de su viaje. Aunque luego ojalá coma de maravilla fuera del “todo incluido”. Pero puedes pasarte una semana comiendo y bebiendo en Canarias sin enterarte de los productos locales.

Una marca territorial, una vez establecida, no es un chicle que se pueda expandir hasta un número elevado de marcadores. La nitidez del posicionamiento depende de que sean unos pocos atributos los que “marcan” y es por ello que convertir los alimentos de calidad en foco central de la promoción exterior de Canarias sea improbable, más allá de la mención folclórica y alguna papa arrugada.

No obstante, ante los “propios” este esfuerzo promocional es crucial si se quiere lograr la identificación y fidelización de los consumidores canarios. Si el objetivo de un mayor autoabastecimiento alimentario está cobrando fuerza en los discursos públicos, el diseño de estrategias para alcanzarlo no debería menospreciar la importancia de esta comunicación social. Es esta puesta en valor la que genera la disposición a pagar más por un producto de marca. A nadie se lo ocurre anunciar un producto de Apple o Mercedes con la cantinela de “mis costes son muy altos y me lo debes”. El orgullo se nutre de otras fuentes, entre ellas la emoción. Y la identificación emocional no se logra hablando de costes y dando lástima.

D.G.

lunes, 14 de mayo de 2018

Quién cuenta mi historia


Desde hace algunas semanas tengo clavada en la retina la imagen de la actriz Jennifer Lawrence en la última edición de la entrega de los premios Oscar (la pueden ver aquí,). Verla saltando entre butacas con una copa de vino en la mano me ha hecho pensar en lo importante que son las referencias para nuestros gustos y nuestras decisiones como consumidores. A mi me gusta ese gesto gamberro, informal y contradictorio y estoy convencido que vende más vino que muchas campañas de las que encargamos hoy en día. Su expresión pilla y gesto irreverente con el protocolo establecido,  es una imagen muy explotable desde el punto de vista del marketing y una referencia para jóvenes.

Nosotros somos influenciables. Buscamos ídolos a los que imitar y parecernos (incluso de adultos, aunque no lo hagamos de forma tan evidente…o a lo mejor yo soy un poco inmaduro, no sé). En cualquier caso, es evidente que el público joven busca modelos a los que imitar y en eso se ha basado el marketing para dar visibilidad a todo tipo de productos. Seguro que se le vienen a la cabeza momentos de películas de cine y programas o series de televisión en que se aprecian de forma evidente productos alimenticios, ropa o productos de lujo -¿Quién no recuerda los automóviles en que James Bond persigue a los malos?-, revistas llamadas de sociedad en la que se hacen reportajes fotográficos donde priman los trapillos de las famosas. En este sentido, siempre me llamó la atención la inversión que hizo la industria tabaquera en los años treinta, cuarenta y cincuenta del siglo pasado, cuando firmaron acuerdos con las grandes productoras como Paramount y Warner para que actores como Clark Gable, Spencer Tracy, John Wayne o Humphrey Bogart fumaran en sus películas. Esto se prologó décadas después y sirva como ejemplo el siguiente dato: entre 1979 y 1983,  la compañía Brown & Williamson Tobacco, el tercer fabricante de cigarrillos de Estados Unidos, invirtió en torno a 840.000 euros para que sus marcas apareciesen en veintidós películas. Un pastón.  

La publicidad indirecta o por emplazamiento es una técnica habitual en el marketing, la vivimos a diario y los personajes públicos reciben sustanciosos dividendos (en dinero o en especias) por prestarse a usar uno u otro producto. Esto ha funcionado siempre y se ha convertido en la forma de vida de famosos y, en los últimos tiempos, con el gran desarrollo de las redes sociales, han consolidado la figura de los influencers. Un influencer es una persona que cuenta con cierta credibilidad sobre un tema concreto, y por su presencia pública puede llegar a convertirse en un prescriptor interesante para una marca. Todos tenemos presente los casos de Robert M. Parker o José Peñín y hechos puntuales como que un vino tinerfeño sea elegido para ser servido en una cena de Barack Obama o como el famoso cocinero José Andrés hace que se agoten las existencias de un vino con sólo publicar un tweet en el que afirma sobre él: “my WINE of the Summer”.

Esto se ha ido popularizando por el gran Boom de las redes sociales y encontramos jóvenes con significativos número de seguidores que ofrecen la posibilidad de hablar de nuestras marcas. A mi entender esto ha llegado a convertirse en una plaga, presionando e incluso llegando en algunos casos de prácticas abusivas (me han dicho que no diga chantaje), que, en la mayoría de los casos, no tiene el efecto publicitario que se debería esperar. Tengo la sensación que estos youtuber o Instagrammer, como se autodenominan, lo que sí han conseguido es promocionar un modelo de negocio, pero poco más, ya que cada vez hay más personas que pretenden hacer de esto una forma de ganarse la vida, aunque, volviendo a la definición, no ofrecen mucha credibilidad. 

Utilizar influencers o prescriptores para dar visibilidad a nuestros productos puede seguir siendo una buena idea pero siempre seleccionado bien las personas e identificando aquellos que por sus valores, estilo y tono se asemejen a nuestro negocio, a nuestra estrategia, a lo que queremos contar. Elijamos bien a los que van a hablar de nosotros, busquemos personas con capacidad de generar opinión y reacciones en otros usuarios pero que sepan de nuestro sector. Busquemos la calidad frente a la cantidad. Y, por favor, no olvidemos que para que esto funcione debemos tener una historia que contar. Una historia que, por supuesto, tenga credibilidad y lógica, pero sobre todo, emoción. Y las personas que van a hablar de ella se la deben creer, sentirla como suya propia… ¿no creen?

Posdata: Mientras escribía este post, mi amigo Francis Ortiz sacó uno sobre el mismo tema. Y me ha gustado saber que tenemos opiniones coincidentes.

Imagen: pixabay.com

Miguel Febles (@Quewine)

viernes, 4 de mayo de 2018

Tacoronte-Acentejo: 6 medallas en el Concurso Alhóndiga 2018


La nueva edición del XXXI Concurso Regional de Vinos Embotellados de Canarias Alhóndiga 2018, recientemente realizada en Lanzarote y Tacoronte permite sumar a la Denominación de Origen Tacoronte-Acentejo seis nuevas medallas.Este certamen es el concurso más antiguo del archipiélago canario, reconociéndose por el consumidor y el sector vitivinícola como una cita muy importante para la promoción de los vinos canarios. El concurso, realizado mediante el método de cata a ciegas, acumuló más de un centenar de vinos que optaban a las codiciadas medallas. Los vinos de la comarca Tacoronte-Acentejo laureados han sido:

1.    Marba Blanco Afrutado: ORO
2.    Humboldt 1997: PLATA
3.    Marba Tinto Barrica: PLATA
4.    Hacienda de Acentejo Tinto: BRONCE
5.    Presas Ocampo Joven Viñedos Propios Tinto:  BRONCE
6.    Marba Baboso: BRONCE

La variedad de elaboraciones premiadas pone de manifiesto, una vez más, el potencial de esta comarca vitivinícola pionera en Canarias en la producción de vinos de alta calidad.

Santi S.

lunes, 23 de abril de 2018

Km0 (y no es un coche)



En su momento, el primo de Mariano dijo (supuestamente) que no creía en el cambio climático y que no era posible predecir ni el tiempo que va hacer mañana en Sevilla. Esto fue en 2007. Hoy defiende M. que el cambio climático es el mayor reto medioambiental al que nos enfrentamos. Parece que la cosa evoluciona.

También ocurre con los estilos de vida y la alimentación. Un comportamiento cívico incluye hoy día responsabilizarse de tu consumo y que tenga en cuenta las consecuencias ambientales para tus congéneres y las futuras generaciones.

En el ámbito de la alimentación, el concepto de los alimentos de "proximidad", de "km0", o de "canales cortos", conceptos casi sinónimos, tiene relación con esta responsabilidad ambiental. Se trata de un movimiento internacional que está ganando "cuota" incluso entre las propias empresas. Si lo dudas, mira aquí el artículo de Abel Pedrós "2020: "Supermercados de proximidad. Cero emisiones"). Otro botón de muestra: en la última feria Alimentaria de Barcelona hubo reuniones entre cocineros para lograr "comedores escolares de km0", casi nada.

Y por supuesto que también para este tema habrá primos negacionistas que indican que se trata de una simple moda pasajera. Lo veremos… Mientras tanto, he aquí el argumentario a favor del km0:

·         Reduce emisiones de gases causantes del cambio climático.
·         Devuelve parte del protagonismo (y beneficio) a los productores. Fomenta la posibilidad de supervivencia de los pequeños.
·         Contribuye a crear empleo en tu entorno (vete tú a saber si para uno de los tuyos).
·         Fomenta la confianza y fidelización de los consumidores (tan aquejados de sospechas en el mundo de la alimentación y sus escándalos)
·         La proximidad entre consumidores y productores facilita la adaptación de los productos a las preferencias de los primeros (si los segundos escuchan).

Y me dirán: pero será más caro, ¿no? Puede; depende (quitar intermediarios también libera margen). Pero será más barato que el coste del cambio climático.

D.G.

lunes, 16 de abril de 2018

VINÓMICS: Viñetas con sabor a uvas y vino



El 36º Salón Internacional del Cómic de Barcelona acaba de cerrar sus puertas con una afluencia de 118.000 consumidores. Ahí estuvimos y disfrutamos, entre otras cosas, de las exposiciones dedicadas a José María Martín Saurí  (Gran Premio del Salón en 2017) y del arte de Jaime Martín con su exposición sobre “Jamás tendré 20 años” (Mejor álbum nacional en 2017). Autores que ya han visitado Tacoronte-Acentejo en los diez años que este Consejo Regulador lleva proponiendo sus citas “Entre viñas y viñetas” en la comarca vitivinícola.

También fue el momento de disfrutar de VINÓMICS en el stand de Norma Editorial. VINÓMICS son un conjunto de historietas que se inspiran en el mundo del vino, coordinado por Raúl Deamo. Piezas cortas de diferentes géneros narrativos y estilos gráficos: autobiografía, parodia, género negro, costumbrismo, ciencia ficción, erotismo y humor. Un delicioso maridaje de cómic y vino arropado por la D.O. Catalunya y el siguiente elenco de historietistas: Jaime Martín, Miguel Gallardo, Manel Fontdevila, Albert Monteys, Deamo Bros, Oriol Malet, Maribel Carod, David Morancho, Bea Tormo, Raule, Roger Ibáñez, Álex Roca, Andrés Palomino, Ana Belén Rivero, Martín Tognola, Jorge Carrión y Raquel Ródenas. En resumen, un recomendable tebeo que todo amante del mundo del vino y las viñetas debiera tener en su estantería.


Santi S.

lunes, 9 de abril de 2018

QueWine!



Qué difícil resulta empezar en un sitio donde prácticamente no te conoce nadie ¿verdad? Pues eso es lo que me pasa en este mismo momento. Voy a comenzar a escribir, espero que de forma asidua, en este blog y tengo la sensación qué pensarán ¿quién es este tipo (o tipa)? O cosas así. Y esta es la razón por la que mi primer post será presentándome. Al lío.

Empezaré por lo fácil. Mi nombre es Miguel Febles, soy geógrafo y aficionado al vino. Desde hace algunos años estoy vinculado al mundo vitivinícola en Canarias a través de dos iniciativas personales. La primera de ellas, QueWine, comenzó como un experimento en el mundo de las redes sociales. En el año 2010 nos interesamos en vincular redes sociales y geolocalización (no olvidemos que soy geógrafo) con el vino, concretamente con las distintas técnicas de marketing del vino y las estrategias de enoturimo, tanto puesta en valor como promoción de destinos. De esa curiosidad surgieron algunos de los primeros mapas de bodegas en la red, tanto de Tenerife como de Lanzarote, y empezamos a desarrollar microproyectos de divulgación en redes sociales como Facebook, Twitter, Foursquare, Google, incluso en Gowalla (comprada y cerrada posteriormente por Facebook). Hoy solo mantengo la cuenta de Twitter (@Quewine), donde sigo compartiendo información sobre estos temas.

El paso del mundo virtual al mundo real fue un proceso evidente. Me gusta el vino y soy un novelero. Pensar en formas de tener nuevas experiencias organolépticas (ya les advierto que esa palabra me parece horrorosa), enoturísticas y compartirlas me llevo a mi segunda iniciativa. Conjuntamente con el enólogo Juan Enrique Luis Bravo (Quique) me he embarcado desde el año 2015 en un proyecto que llamamos BiDueño (http://www.bidueno.com/), por hacer un juego de palabras entre dos personas (o dueños) y los históricos vidueños de la isla de Tenerife. En este proyecto, algo más empresarial, nos dedicamos a diseñar experiencias sensoriales para el disfrute hedonista. Proponemos desde catas de vinos y chocolates, hasta catas de variados productos gourmet, pasando por diseño de experiencias varias.

Desde el ejercicio de la geografía como ciencia aplicada, preocupada por entender el territorio y paisaje insular, también he tenido la oportunidad de acercarme a experiencias algo más “serias” como la colaboración en varias publicaciones, webs o mapas.

Ese soy yo. Pero ¿qué vengo a hacer aquí? Mi idea es contar, o mejor dicho, conversar con ustedes, si les parece bien, sobre esta combinación: geografía, fundamentalmente entendido como el espacio y paisaje que configura este sector agrario, enoturismo, marketing y VINO. Todo junto o por separado. Con experiencias de aquí y también de allá. Me pareció que el blog de Tacoronte-Acentejo puede ser un espacio adecuado para exponerles ideas y reflexiones que se me pasan por la cabeza, comentar lo que veo por las redes sociales e intercambiar pareceres.  Pasan muchas cosas en el mundo relacionadas con estos temas y vale la pena dedicar un rato a hablar de ellas. Todo mezclado y en un tono informal, que la vida ya es demasiado seria como para decidir pasarlo mal todo el rato. A ver qué tal nos va juntos.


Miguel Febles

martes, 3 de abril de 2018

Floración en viñedo



Entrada la primavera aparecen las primeras inflorescencias, cuajarán las bayas; un momento clave en el ciclo del viñedo y donde más o menos se determinará el volumen de la próxima cosecha. Este mes de abril es muy importante, dependiendo mucho la sanidad de nuestro viñedo de cómo realicemos los tratamientos preventivos para el control de plagas y enfermedades. Los más habituales, contra el mildiu y el oídio, localizándose sus daños más notables en hojas y racimos; detiene el crecimiento de la piel del grano impidiendo su maduración,  agrietándolos y secándolos, produciendo daños directos en la cantidad y calidad de la cosecha. En hojas pueden provocar deformación y defoliación prematura. Su desarrollo viene favorecido por mucha humedad y temperaturas suaves, pero en el caso del mildiu, las lluvias abundantes detienen su desarrollo.

Como tratamientos preventivos más habituales destacamos los siguientes momentos:

1. Cuando los racimos se hacen visibles. Brotes entre 5 y 10 cm.
2. Al comienzo de la floración.
3. Con granos de tamaño guisante.
4. Al principio del envero (5-10% de los granos cambiando de color oídio).

Podemos utilizar tratamientos tanto biológicos (azufre en polvo) como químicos con productos de contacto o sistémicos, teniendo precauciones con la temperatura de aplicación. El ataque suele ser mayor en parcelas o sistemas de conducción en que la ventilación sea escasa. En variedades más sensibles y en zonas o años propicios puede ser necesario tratamientos adicionales.

Con el fin de limitar algunos tratamientos fitosanitarios se recomiendan medidas preventivas de tipo cultural como: Manejo adecuado de la ventilación, con despuntes o podas en verde. Aclareo de hojas con síntomas de enfermedad para evitar su propagación. Abonado nitrogenado equilibrado o plantación de variedades menos susceptibles de enfermar.


F. D.

lunes, 26 de marzo de 2018

Día Nacional del Vino en España


El miércoles de la semana pasada la Comisión de Agricultura del Congreso de los Diputados aprobó la Proposición No de Ley (PNL) en la que se declare en España un “Día del Vino”. Es ésta una iniciativa de la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV), que se solicitó el año pasado en dos ocasiones: por un lado, fue ésta una de las posibles iniciativas planteadas por CECRV en la reunión que en el 1 de febrero de 2017 la Conferencia mantuvo con diferentes portavoces del Grupo Popular y los responsables de agricultura del resto de grupos políticos. Por otro, fue también una de las peticiones realizadas al Ministerio de Agricultura en la reunión de la Comisión de Seguimiento del Convenio de colaboración CECRV-MAPAMA mantenida el 3 de julio del año pasado.


Desde CECRV, se puso a disposición del citado grupo la información que sirvió de base para la presentación de la PNL el pasado miércoles. La proposición no de ley fue aprobada con 35 votos a favor y 2 votos en contra. Ahora se continuará con  los trámites a seguir por parte de la iniciativa una vez aprobada en la mencionada Comisión,  lo que entendemos que sería muy positivo para dotar de visibilidad y poner en valor el trabajo de los viticultores y bodegueros de las diferentes zonas productivas de nuestro país, así como para ahondar en el arraigo cultural del mundo del vino y la importancia de éste y en particular de las DDOO en muchas de esas zonas.

La superficie ocupada por viñedo dedicado a uva de vinificación supone el 5’5% del total de la superficie de cultivo de nuestro país. A nivel UE, España acumula el 30% de la superficie de viñedo.

El vino habla de nuestra zona, pero cuando sale de nuestras fronteras, habla también de nuestro país y de la UE en el caso de países terceros. A nivel europeo se está consolidando la celebración del “Día Europeo del Enoturismo”. Algunos países, como Chile, han instaurado el “Día Nacional del Vino”, en reconocimiento social y económico del vino para el país. En Francia se celebra, el tercer jueves de noviembre, la degustación del Beaujolais Nouveau. También algunas regiones o localidades en España celebran el día del vino o la fiesta del vino nuevo.

En este contexto, la declaración de un “Día Nacional del Vino” en España sería realmente importante para este sector, así como para las numerosísimas zonas de todo el país que tienen en el mundo del vino un verdadero motor de su economía local y regional.


Mari Paz Gil

lunes, 19 de marzo de 2018

"Vinificando" la cerveza, y algo más

El spot publicitario de Mahou Cerveza Barrica: https://www.youtube.com/watch?v=7aiz2jHyZWo


A veces da envidia ver cómo tus competidores –si vino y cerveza se consideran como tales– son capaces de transformar las fortalezas tuyas en innovaciones suyas. En este sentido, la publicidad lanzada para promocionar las cervezas envejecidas en barrica es una muestra de cómo se puede lograr una cuidada mezcla entre imágenes más típicas de las bodegas (toneleros manejando barricas de roble) y un público joven con la impresión (posiblemente errónea) de estar "rompiendo las reglas". Es un buen ejemplo de cómo crear un puente entre lo viejo y lo nuevo; para la cerveza la barrica supone "romper la regla" del depósito de acero inoxidable y convertir algo antiguo en nuevo, porque para los nuevos (jóvenes) lo antiguo (envejecer el producto) lo es. Como los jóvenes acudiendo a conciertos de Rafael (para no hablar de los hípster y sus tirantes). ¿Y cuáles son los puentes inter-temporales que ofrece el vino a este tipo de público? ¿Qué hacer para que nuestras barricas también parezcan nuevas?


D.G.

lunes, 12 de marzo de 2018

Comienza “La Vinal Tacoronte-Acentejo 2018”



La séptima edición de la Bienal de Arte y Vino Tacoronte-Acentejo, La Vinal,  arrancó este pasado fin de semana en la comarca vitivinícola. Como viene siendo tradicional, los artistas invitados a participar realizaron un recorrido guiado por la comarca, con la finalidad de conocer de primera mano las verdaderas arterias del sector vitivinícola. En dicho recorrido visitaron la Finca El Loro, Finca El Cercado, Bodegas Loher y Bodegas Viña Estévez en Tacoronte-Acentejo. Una aproximación fundamental para “empaparse” de cultura vitivinícola a través de las enseñanzas de los bodegueros y viticultores visitados. Cambiar impresiones, acercarse a la tradición, a la historia, al paisaje, al cultivo de la viña y a la elaboración del vino; en definitiva, disfrutar aprendiendo de una experiencia social con el vino como leitmotiv.

Esta nueva edición cuenta con la colaboración de Esculturas Bronzo y es comisariada por Pilar Cotter que estará arropada por los siguientes artistas: Nerea González Murillo, Irene García Barrera, Ángela Ponce Blanco, Mª Ángeles Fernández Marín, Fátima Hernández, Elia Pérez, Patricia Delgado, Juan Gil Melián, Marta Ramos Trujillo, Atri Gutiérrez Galván y Nayra González.

Ahora los participantes, y como fruto de esta experiencia, cuentan con cien días por delante para elaborar la obra inspirada que les ha sugerido esta visita a Tacoronte-Acentejo. El conjunto de obras, se expondrá públicamente en el próximo mes de noviembre, dentro de los actos del programa “Noviembre, Mes del Vino Tacoronte-Acentejo en La Laguna”.

Agradecer nuevamente en esta recién estrenada edición, además de a las bodegas y viticultores de la comarca, la implicación del Ayuntamiento de Tacoronte, el Ayuntamiento de La Laguna, el Cabildo de Tenerife, el Gobierno de Canarias y Cajasiete para que esta séptima bienal Tacoronte-Acentejo sea ya una realidad.


Santi S.


lunes, 5 de marzo de 2018

Desborre en viña


Empieza marzo, algunas vides reposan, el proceso de “lloro” en el que la sabia se derrama por los cortes realizados durante la poda, sigue activado. Mientras, en otras vides de la comarca se observa como algunas yemas que estaban dormidas, empiezan a reactivar su actividad vegetativa, llegando a partir de ahora un nuevo ciclo en la vida de la viña, el “desborre”. Las yemas se hinchan y comienzan a separar sus escamas protectoras, dejando paso a la borra, se asoman los primeros brotes como señal de vida, que soportarán el peso de la nueva cosecha 2018. Cuando las yemas que desborran antes son las del ápice de la planta, se denomina acrotonía. A estas yemas se las conoce como yemas distales y, cuando las yemas que desborran antes son las de la base de la planta, se llaman yemas proximales.

En general la temperatura del aire, altitud, variedad, vigor, época de la poda, tratamientos químicos y prácticas culturales, serán los determinantes a la hora de determinar la fecha próxima del desborre.

F. D.

lunes, 26 de febrero de 2018

Miss Mosto Tacoronte-Acentejo 2018

Ganador de la presente edición, D. Samuel Ravelo Abreu junto a la representante de la D.O. Tacoronte-Acentejo 


Interesante propuesta la que se les ocurrió hace tres años a los organizadores de los actos del carnaval del municipio de Tacoronte; combinar esta fiesta tan de nuestro territorio insular con un producto tan enraizado con este municipio como es el vino.

De esta unión ha salido un concurso que en su tercera edición ha crecido en participantes, en creatividad en los diseños presentados, en camaradería que se traduce en la puesta en escena encima del escenario y en escaparate para nuestros vinos.

No obstante, lo más importante de todo esto, es que el mosto haya sido el hilo conductor para que un grupo de amigos crezca alrededor del mundo vitivinícola y que den visibilidad de lo importante que es para este municipio su producto estrella: el vino de Tacoronte-Acentejo.

 ¡Felicidades a todos los participantes!

Mari Paz Gil

lunes, 19 de febrero de 2018

Cambio climático: los chicos de Davos lo tienen claro

Fuente: World Economic Forum. Global Risks Report 2018



Más que por la posibilidad de deslizarse pendiente abajo sobre la nieve, la localidad de Davos es hoy día conocida por aislarse ahí los líderes mundiales en sus reuniones convocadas por el World Economic Forum y emitir sus juicios sobre nuestro futuro (en el cual tienen la amabilidad de incidir). Parte de este loable ejercicio es la edición del Global Risks Report. Pues bien, como se puede apreciar en el gráfico que encabeza esta entrada, extraído del citado informe, el cambio climático se reconoce no sólo en su mera existencia sino como el factor más relevante de entre los riesgos que acechan a la humanidad. Sus vínculos con la desestabilización de los ecosistemas, las crisis alimentarias y la pérdida de biodiversidad son evidentes y científicamente documentados.

Si las grandes multinacionales de seguros –expertas en la gestión de riesgos–, y si el gran capital –experto en preocuparse por sus futuros rendimientos–, tienen claro que el cambio climático es el Reto Número 1, más vale mentalizarse y ocuparse. No sólo a nivel global, también a nivel local; no sólo en las grandes ciudades, también el medio rural; no sólo en las grandes empresas, también en las pequeñas.

De cara a lo que significa esto para ese puntito en el mapamundi que es la comarca de Tacoronte-Acentejo, y particularmente para su sector vitivinícola, se plantean algunos interrogantes:

·         Deberíamos obtener/producir la información necesaria para calibrar las implicaciones que tendrá este cambio en las condiciones naturales para el cultivo del viñedo en la comarca. ¿Seremos capaces de reunir esta información?
·         También convendría prepararse en materia de infraestructuras. Mayores y más frecuentes periodos de sequía implican cambios en las necesidades de riego y la optimización tecnológica del mismo. ¿Cuáles son las zonas en las que no tenemos estas infraestructuras pero donde las necesitaremos en el futuro?
·         La viña necesita menos agua que otros cultivos también presentes en la comarca. ¿Habrá efectos de desplazamiento? ¿Sobrevivirá la papa de secano? ¿Subirá la viña al monte? ¿Veremos un progresivo cambio varietal? ¿Es la Listán apta para estos retos o es vulnerable?
·         El cambio climático también incide en la presión ambiental de patógenos. ¿Cómo se modificará el calendario y la incidencia de las plagas? ¿Habrá otras nuevas? ¿Cuáles? ¿Estamos preparando los remedios para luchar contra ellas?

Mudar y mutar un viñedo no es cuestión de días, es cuestión de muchos años. En este contexto, limitarse a esperar sentado no parece buena opción. Los de Davos también saben eso. ¿Y nosotros?

D.G.

lunes, 12 de febrero de 2018

El injerto en viña





En este método de propagación vegetativa y asexual, el vástago o púa de una determinada variedad se inserta en el patrón de otra variedad. Las plantas de vid que serán injertadas deben estar sanas, vigorosas y relativamente jóvenes. Aunque el tipo de injertos varía, generalmente el injerto más utilizado en la comarca es el de hendidura y prácticamente el único requisito para que el injerto pegue es que el contacto entre púa y patrón, sea en la capa de células situadas debajo de la corteza, llamada “cambium”. Esta área puede secarse fácilmente por lo que hay que procurar mantener la humedad en la misma.

La formación de las púas se realiza con un trozo de sarmiento al que le dejaremos una, dos o tres yemas en estado de reposo. Formamos una cuña en el extremo de las púas cuya longitud es de 5 veces su diámetro. Con este tipo de púa realizaremos el injerto de hendidura simple o doble. La mejor época para el injerto es antes del inicio de la floración para evitar que la circulación de la sabia provoque una sangría en el patrón. Aunque el injerto se suele utilizar para varios fines el más extendido en la comarca, es el del cambio de variedad y en estos casos ya que el diámetro del patrón lo permite se ponen dos púas en los costados del corte, como se observa en las imágenes.

De cualquier modo para tener éxito con el mismo, se requiere también de sutileza y práctica.

F. D.

lunes, 5 de febrero de 2018

¿Me lo tomo en casa?



Las bebidas más consumidas en mi barrio en bares, tascas o cafeterías son el café cortado, la cerveza y el vino. Esto no es algo raro en mi barrio; es más, creo que dicho patrón se da también probablemente en el resto del territorio nacional.

En mi barrio, dependiendo del bar o cafetería, un café cortado –y sus distintas modalidades: corto, largo, barraquito, leche y leche, …–suele costar entre 0,80€ y 1,20€, dependiendo más del “glamour” del lugar que del producto en sí. En el supermercado del barrio, un tetrabrik de un litro de leche cuesta entre 0,60€ y 0,95€ dependiendo de la marca; y el paquete de café molido de 250 gramos puede rondar 1,30€ e incluso menos.

En el caso de las cervezas, los precios también varían en el bar según los formatos o marcas en mi barrio; siendo carísimas las autodenominadas “artesanas” con precios oscilantes entre 2,20€ y 3€ si te despistas; y más asequible a los bolsillos los botellines tradicionales o cañas, que puedes encontrar alrededor de 1€ o de 1,50€. Obviamente, si acudo al supermercado de la esquina estos precios por unidad nunca llegan a 1€ (observación: las cervezas artesanas no suelen estar en los lineales de los supermercados; ya se sabe, son exclusivas y limitadas).

En el caso del vino, la copa suele costar en bar o tasca entre 1,50€ y 2,30€ con la particularidad siguiente que siempre me ha llamado la atención: el precio de la copa de vino es inversamente proporcional a la distancia kilométrica de procedencia del vino; esto es, la copa de vino más cara se corresponde con el vino que se hace a la vuelta de la esquina, en mi propio barrio o en el de al lado. Mención aparte –seguramente para un debate mayor– es apuntar que con dos copas de vino de mi barrio en la tasca de mi barrio, me compro una botella de ese vino en la bodega de mi barrio.

Seguramente todos tengan razón –desde el restaurador al distribuidor o el propio bodeguero– con argumentos que llevan a instaurar tales precios disparatados que no convencen a todos los involucrados (céteris páribus el resto de variables que condiciona al local: calidad del producto, alquiler, salarios, gastos de mantenimiento, impuestos, …); pero obviamente, flaco favor se hace en la apuesta por el producto local y el paisaje que genera. Concretamente en el caso del vino, supongo que al bar en cuestión irán cada día más viticultores y bodegueros de mi propio barrio que aquellos “viticultores y bodegueros que viven en la Conchinchina aunque sus vinos estén en el barrio”; de ahí que los que conocemos los precios en origen (bodega) nos sorprendamos continuamente con los precios de “nuestros vinos en la barra del bar del barrio”. Quizás es de suponer que el encuentro social que proporciona el bar vale merecidamente pagar ese plus que nos ahorraríamos consumiéndolo en casa; lo digo como consumidor, más que nada por buscar una respuesta al trampantojo establecido.


Santi S.

lunes, 29 de enero de 2018

Tiempo de poner de moda la viticultura



La enología lleva tiempo de moda, se ha hablado durante los últimos tiempos del “boom” que se ha generado alrededor de una botella de vino. Damas del vino, jóvenes enólogos que firman elaboraciones a lo largo y ancho del territorio español. En definitiva, eclosión del sector de bodegas y renovación en las mismas. Nuevos envases para elaboraciones: “acero; barricas de madera y acero; depósitos en forma de huevo; fermentaciones en ánfora de cemento y más”, en cuanto a la manera de comercializar el producto final el mismo movimiento novedoso: “bag in box; latas; vidrios de todas las formas y colores y más”. En cierres no nos hemos quedado tampoco quietos: “tapón de corcho; tapón sintético de todos los colores; tapón de rosca; tapón de vidrio y más”.

Pero, mientras todos estos cambios se dan en el sector de bodegas, ¿qué cambios se dan en el sector vitícola?, ¿dónde está el boom del viñedo?, se va a una velocidad lenta, el toro nos ha cogido y el tan nombrado “Cambio Climático” solo ha servido para escribir artículos, organizar congresos en su nombre, pero no es una realidad trasladada al campo. No se apuesta decididamente por actuaciones llevadas a la viña. Son contadas, las empresas del sector que han apostado por experimentar y aplicar medidas concretas en su viñedo y estudiar los resultados obtenidos.

La campaña de la vendimia de 2017, nos ha puesto sobre aviso a todo el sector en las diferentes regiones vitícolas del panorama español, dándose circunstancias meteorológicas totalmente “sorprendentes”… –Y lo peor es que se cree–, que han venido para quedarse… ¿Será este motivo suficiente para empezar a poner de moda la viña y su cultivo entre los jóvenes y se empiece a generar el “boom de los jóvenes viticultores”? Que así sea.

Mari Paz Gil

lunes, 22 de enero de 2018

Nuevas tendencias en alimentación: Food Report 2018

Desde Alemania llegan algunos apuntes interesantes sobre las tendencias en los mercados de alimentación del continente europeo. En el FoodReport 2018, Hanni Rützler acuña algunas palabras claves para describirlas (https://www.zukunftsinstitut.de/artikel/food-report-2018/):

1. Meet Food. Hace referencia a la creciente importancia de la comida como ocasión social que refleja y refuerza los vínculos relacionales entre las personas.

2. Female Connoisseurs. Las preferencias femeninas adquieren un protagonismo cada vez mayor y se convierten de segmento de mercado en marcadoras generales de las tendencias.

3. The New Breakfast. Si antes el desayuno vivía una posición marginal y marginada en el mundo gastronómico, ahora se están convirtiendo en el inicio culinario del día: individualizado, Casual Style, International Flair.

4. Veggies. La verdura es ahora la estrella en el plato y resta protagonismo a las carnes. Verdura fresca de calidad, preparada con respeto, claro está.

5. De-processing. Las preferencias están dando la espalda a los alimentos procesados. Lo natural sin transformar triunfa. Tiene su precio, exige un saber hacer, pero está creciendo.

Todo ello suena un tanto a la famosa "dieta mediterránea", ¿verdad? No vaya a ser que los nórdicos se vuelvan mediterráneos mientras los sureños pierdan el norte.



D.G.

lunes, 8 de enero de 2018

Aula Formativa Tacoronte-Acentejo 2018



El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Tacoronte-Acentejo ofrece una oferta formativa para 2018 orientada tanto al consumidor general como a los profesionales del sector vitivinícola. Interesantes propuestas enológicas serán abordadas durante los primeros cinco meses del año que comienza en horario de 17h30 a 19h30, tal y como se detalla a continuación:

1.    Curso de iniciación a la cata: 16 de enero
2.    Cata de vinos blancos y rosados: 20 de febrero
3.    Cata de vinos elaborados con barrica: 20 de marzo
4.    Cata de vinos monovarietales: 17 de abril
5.    Cata de vinificaciones especiales: 15 de mayo

Cada sesión cuesta 20€, existiendo la posibilidad de adquirir un bono por todas las sesiones por 90€. Toda la formación se realizará en la sede del Consejo Regulador Tacoronte-Acentejo, sita en Carretera General del Norte, nº97, en Tacoronte…¡¡¡toma buena nota!!!


Santi S.